Cycling, Races, Running, Swimming, Travelling, Triatlón, Uncategorized

Ironman 70.3 Cascais (Portugal) : (03/09/2017)

El año pasado tuve un tiempo desde Enero a Junio en el que apenas entrené. Estaba justo preparando el Campeonato de España de Duatlón de Larga Distancia de Orihuela, mientras vivía en Madrid, y la verdad que me sentía pletórico, estaba bien preparado y estaba corriendo mucho y muy bien.

Pero de Febrero a prácticamente Mayo, fue imposible entrenar por temas de trabajo. Somos amateur, muy amateurs, y lo primero siempre es el trabajo. Esto tuvo un impacto brutal en mi y subí muchísimo peso.

En mayo después de finalizar el proyecto en el que estaba, decidí volver a tomar las cosas en serio. Estaba apuntado al Northwest Triman 2017, y era una prueba que no me quería perder por nada del mundo, así que aún con mucho sobrepeso, empecé a correr, nadar y andar en bici. Tengo que admitir que llegué muy justo al Northwest triman 2017, muy mal y así se reflejó una natación horrible, con incluso un ataque de ansiedad cuando me pasaron los compañeros del Ironman… pero lo peor fue la media, una media en casi tres horas, es sintomático de que las cosas no van nada nada bien, pero por mis cojones, que acabé .

En Julio 2017, volví a vivir en A Coruña, donde desde entonces resido. Decidí volver a entrenar en serio, con una rutina, y tomando el toro por los cuernos. Volver a tomar los hábitos que tanto bien me habían hecho en Madrid un año antes. Estando en Ecosport de Alcobendas, empecé a entrenar de formar presencial durante el 2016 – 2017 con ellos, y la verdad , es que fue un avance bestial para mi.

Entrenar durante varios meses 2-3 veces a la semana sesiones de 2’5-3k en la piscina, con esos animales, correr 3-4 veces a la semana con ellos. Dando clases de técnica de carrera, core, estiramientos…. uff fue duro, pero fue espectacular . Hay que recalcar que esta gente de Ecosport, capitaneados por Ángel, saben mucho, y lo hacen muy bien. El tiempo que he estado en Madrid, me he sentido integrado, y he ido avanzando poco a poco con ellos.

Hay que dar las gracias a todos y cada uno de los entrenadores con los que estuve allí: Ángel, Guillermo Cuchillo, Mounir, Conchi….. todos super atentos y duros. .Hicieron, que tiempo después ame este deporte,  y guarde en la memoria muchas de sus experiencias.

IMG_1281

IMG_1282IMG_1280IMG_1283Agradecer sobre todo, a Jorge Expósito, el entrenador de Media y Larga distancia de Ecosport. Un crack, que ha soportado las miles de preguntas hechas por mi parte en este tiempo, por su paciencia y sus grandes entrenos 😉

Captura de pantalla 2018-08-12 a las 14.37.42.png

Pero al estar aquí, en Galicia, tenía que volver a retomar las sensaciones, ese día a día, y tras hablarlo con Miki Acosta, me recomendó entrenar con el Club Hércules Termaria. ME sonaban por haber visto entrenando, y decidí meterme con ellos a entrenar Lunes y Viernes en aguas abiertas en Riazor, Martes y Jueves en piscina, y Miércoles en Carrera a pie.

En ese momento apareció la figura de Ana Fernández, la coach, quien desde el día uno, se puso a mi lado, como con el resto de compañeros del club, para echarnos una mano. Le solté la idea de querer competir en el Ironman 70.3 de Cascáis en Portugal el siguiente 3 de Septiembre del 2017, y la verdad es que me apoyó totalmente. Yo creo que en el fondo estaba acojonada, pero poco a poco volvimos a hacer las cosas bien.

Hice una prueba de esfuerzo para ver que todo estaba bien en Efisaude, aquí en Coruña. Hice un bikefitting en Arcadia, lo cual fue sorprendente.  Lo que puede cambiar tu postura en la bici de ir incómodo (porque la bici no da para más), a ir totalmente bien y posicionarte para sacar el máximo rendimiento.

IMG_1284

Pues nada que poco a poco metiendo sesiones de calidad en carrera a pie (aquellos 16 x 500 metros en el paseo de Riazor en Agosto nunca se me olvidarán), sumados a sesiones de aguas abiertas en Riazor (gracias Sergy, por ayudarme a quitar el miedo, esperarme… sin ti y el resto de compañeros, nunca me habría metido en el mar), además de las de piscina, todo empezó a fluir.

IMG_1285

 

Empezamos a sumar los entrenamientos presenciales con parte de la planificación (sobre todo de bici) de Ecosport, y todo se fue sumando, y haciendo las cosas bien. Comencé a bajar mucho peso, tanto como 10-12 kgs, pero bajándolos bien, con cabeza y haciendo los entrenos bien.

IMG_1286IMG_1287

Durante todo el verano, tuve muchísimo apoyo de mi mujer Claudia, pilar fundamental de todas estas locuras que hago. Fue extraordinario ver que en mi cumpleaños me regaló una cabra, si si una cabra, que podéis  ver a continuación, volvimos a hacer el bikefitting, y todo correcto .

Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.15.25Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.15.25

Todo el verano focalizado en la prueba, entrenando, sufriendo, gozando, descansando. Y llegó la fecha marcada en el calendario Septiembre del 2017, así que nos lanzamos a Cascáis.

Llegamos el viernes previo a la competición. Hay que decir que es un sitio precioso para veranear, muy cerquita de Estoril y de Lisboa. Llegamos allí y lo primero que hicimos fue alojarnos en el hotel Quinta da Marinha.

Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.11.57Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.11.46Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.14.15

Era el hotel oficial de la competición, aunque estaba un poco lejos de todo el centro. Para la movilidad siempre cogíamos coche, y en el día de la carrera los buses del propio hotel. Yo creo que el mensaje que estaba escrito en la habitación de hotel ya era premonitorio, Keep on dreaming, y así lo hicimos.

Llegamos a la ciudad y nos dejamos imbuir por la esencia Ironman. Aunque no sea un full, la presencia de la marca se nota en todos lados.

Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.37.51Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.10.50Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.11.01

El pueblo completo lleno de carteles de Ironman, hacían que todo oliera a triatlón, todo oliera a Ironman. Aquel sueño que de pequeño veía, aquello de “You’re an Ironman” resonaba cada medio minuto.

Después de haber hecho ya varios halfs (tantos como seis), algunos bien hechos y otros, simplemente finalizados, creo que hay mucha diferencias entre organizaciones. La verdad, es que aunque sea una vez en la vida, hay que vivir “la marca”, creo que es diferente, es especial.

Lo primero de todo fue ir al Irondome (que es donde se realiza la charla técnica), que está ubicado junto al hipódromo. Una vez allí nos indicaron que los dorsales había que recogerlos en la feria que estaba emplazada en medio del pueblo.

Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.12.34Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.12.46Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.12.25

La verdad es que a medida que ibas acercándote hacia la feria, todo lo que se respiraba era Ironman.

Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.13.00Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.13.09Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.13.17

Como se puede ver en las imágenes, todo nos hacía especial ilusión, porque buenos o malos, esto nos gusta y mucho además. Nos dimos cuenta que el viento pegaba cosa fina, y esto tendría cierto impacto en la carrera.

Llegamos a la feria y eso fue otro cantar, daban ganas de comprar de todo, y algunas cosillas cayeron, gracias cariño 😉  . Recogimos los dorsales, paseamos por allí, y fuimos a cenar, para poder dormir, después del viaje que habíamos tenido A Coruña – Cascáis en coche.

Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.13.27Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.13.36

Al día siguiente amaneció, desayunamos bien, y decidimos activar un poco el cuerpo. El plan del día era entrenar un poco, y luego ir al briefing en castellano. Para ello quedé con los compañeros de Ecosport para rodar un rato y ver el circuito.

Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.14.34Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.14.42Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.15.01

Menos mal que estas salidas, a parte de ser para confraternizar permiten muchas cosas. Entre otras ver a pros, como Saleta Castro, rodar con nosotros, y al final esa cercanía también es importante. Además nos permitió ver que en parte del recorrido se podía acumular mucha arena en la carretera de cara al día siguiente. Y me encontré con un cierto problema mecánico.

Tras la vuelta que hice con los compañeros de Ecosport, volví al hotel y dejé la bicicleta en manos del Mecánico de la carrera, menos mal que estaba, la ajustó muy bien y al día siguiente todo fue genial.

Claudia y yo, decidimos ir a entrenar un poco, primero unos 20 minutos en la playa para sacar la carbonilla al neopreno, y luego a correr unos 3k. Menos mal, así pudimos estirar los músculos, activarlos, y ver que hacía mucho calor.

Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.14.24

Tras entrenar y comer, corriendo al briefing… donde nos comentaron sobre todo las particularidades de la carrera. Entre otras cosas la bici llega hasta Lisboa prácticamente, todo llano, te permite sacar una media alta en la primera hora 33-34km/h. Pero a partir de ahí la llegada a Cascáis se complica, empezamos con los repechos, y se llega al Circuito de motociclismo de Estoril. El cual es muy bonito, pero para la bici es una auténtica ratonera. Todo subidas, que cuando las ves en Moto GP en la tv no parecen tanto, pero que os aseguro en bici se nota un montón. Además de un puertecillo de 3 – 4kms.

La carrera a pie, yo pensaba que sería parte por la ciudad y por donde discurría la bici, por los acantilados viendo el mar, lo cual lo haría espectacular. Pues nada, se iba corriendo a pie, camino de Estoril, en dos vueltas de 10.5 k, sosas como ellas solas, y el mar lo veías durante 1 km en cada vuelta. Un auténtico despropósito.

Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.15.15Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.15.08

Debido al viento que se había levantado, no pudimos dejar la bici ya desde el día anterior, lo cual suponía levantarse un poco antes al día siguiente para poder dejar todo correctamente. Tuvimos que pasar por la zona de transición a recoger y activar los chips de carrera.

Tocó recogerse pronto, cenar y a descansar porque la jornada comenzaría muy muy pronto.

A las 03.30 de la mañana ya estaba en pie, acabando de organizar todo, y dispuesto a desayunar, ya que la carrera empezaba a las 07.00, y recordar que todavía había que hacer la entrega de todo el material.

Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.11.34Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.15.34Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.14.05

Pues nada a eso de las 06.00 me lancé por las calles de Cascáis totalmente a oscuras, para ir a la zona de transición. Claudia, vendría un rato más tarde.

Desde que entré en la zona de transición los nervios se disiparon, y comencé a gozar de la situación. Corriendo en un país extranjero, un half, y además de la marca Ironman. Aunque todo en la zona de transición era una puta locura, por megafonía se oía como la gente perdía de todo: zapatillas de correr, gafas de nadar, gorros, e incluso bielas, si si bielas, quien en su sano juicio no se da cuenta que le falta un pedal o una biela…. los nervios?

Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.15.45Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.15.55Las transiciones en Ironman, son larguísimas, esta en total casi 1 km. Sales del agua donde tienes unos bancos, y te encuentras la ropa de la bici colgada en su correspondiente bolsa. Te cambias, dejas el neopreno, gorro y demás en la misma bolsa, y sales casi un km corriendo hasta llegar a tu bici, y luego tienes que remontar para poder salir.

A la vuelta al contrario tienes que dejar la bici, volver a la zona de las bolsas, y recoger la tuya. Esperar que la valla no se haya caído (por el viento), cosa que me pasó a mi, o que se te caiga una valla en la cabeza (cosa que me pasó) , y que tu material no esté roto (las gafas de sol de correr).

Pero bueno después de dejar todo, llegó el momento de dejar la mochila, ponerse el neopreno, pasar las 500as veces por el baño e ir hacia la zona de salida. Ya empezaba a sonar todo en mi cabeza, los nervios…

Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.16.08Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.16.15Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.16.23Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.16.30Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.16.39Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.16.50

Como veis el viaje hacia la salida, es por una ciudadela (Espectacular), y te diriges a la salida en la playa de los pescadores. De largo, el agua es lo más espectacular de todo. Te meten en la salida, en cajones dependiendo de lo que vayas a tardar, yo me metí entre 40-45′ (finalmente 42′, que viendo lo que hice en Aspontes 2017 fue un tiempazo, 55′) con mis compañeros de equipo Alberto y Fran.

Sonó el himno Portugués de boca de una soprano (acojonante), salieron los pros, y nos pusieron a nosotros a hacer una salida escalonada. Esto quería decir que desde que salieron los pros, nosotros tardamos en salir 25′, daba igual, el día sería largo así que me daba igual.

Te pones en la salida, y suena por megafonía unos latidos, pum pum, pum pum, como mi corazón, a 1000, 120 pulsaciones de nervios, suena el cañón y al agua patos. Este segmento se realizaba en formato Australiano, quiere decir que en un momento dado sales del agua, corres 100-200 metros y vuelve a a entrar al agua para seguir corriendo.

La verdad que aunque salíamos de 6 en 6, o de 4 en 4, ya no me acuerdo. Al de poco se hace un tapón en media del agua, llueven golpes por todos lados, se te salen las gafas y pasas por encima a mucha gente y te pasan por encima. Yo no soy un gran nadador, pero en Ironman hay de todo como en botica, y yo pasé a mucha mucha gente.

El agua estaba clara, cristalina, calentita (nada que ver con Riazor), y uno se podía orientar de maravilla. Dar las gracias de nuevo a Ana, por forzarme a salir con el equipo Hércules a Riazor, ya que me sentí muy tranquilo en esta natación.

Y llega el momento de salir del agua, correr por la playa para de nuevo meterte hasta el puerto y finalizar el segmento. Algo distinto, realmente que no molesta y está interesante.

Después de volver a meter en el agua pasé mucha más gente, y enfilamos hacia el puerto, sin estar cansado ya que me había ido bastante bien el segmento. Salí del agua y me fui corriendo hacia la zona de transición.

Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.21.00

Me tiré casi 8 minutos en la transición. Literalmente me faltó tomarme un café. Fui tranquilo, fui al baño todo poco a poco . Si Puri lees esto, acuérdate, de la sillita en la transición para ponerte los calcetines 😉

Y tocó salir en bici, la salida horrible, por una zona empedrada, que hacía que la bici temblase. En cuanto pudimos salir del puerto deportivo, empezamos a darle bastante, a acoplarnos y salir del pueblo por donde luego sería la meta.

Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.17.02Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.17.23Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.21.07

Tengo que agradecer las fotos de mi mujer Claudia, mucho mejores que las de Ironman. Se le da bastante bien esto de sacar fotos.

A la salida de Cascáis fuimos hacia Estoril, y casi hasta Lisboa (creo que parte del circuito es el mismo que el del Challenge Lisboa). Muy fácil, acoplado a treinta y algo. Como siempre en pruebas tan concurridas, existen los tramposos. A mi me encantan las pruebas sin drafting (de hecho este año estoy haciendo casi todo el circuito Gallego Sin Drafting), y en todas hay tramposos que van en grupo, pero en pruebas tan concurridas como esta (casi 2500 triatletas creo recordar), la cosa era asquerosa.

Tu vas dándolo todo acoplado (o más o menos acoplado)  y te pasa un grupo de 20 dándolo todo haciendo relevos, y los jueces no lo cortan. Existen varias formas de cortar esto, que no mencionaremos aquí, pero sobre todo existe la que el triatleta puede hacer, salirse de la estela e ir a su ritmo solo, sino apúntate a una cicloturista. Así claro que la gente baja de 5 horas fácil en un half.

Bueno , después de este berrinche, retomo la narración. Si habéis llegado hasta aquí, seguid un poco más, que llega lo duro. La primera hora genial, pero llegamos a Cascáis y empiezan las cuestas, con repechos realmente duros, que hacen que tengas que levantarte mucho y que las patas se vayan cargando.

Llegamos al circuito de Estoril. A la mayoría de los participantes les pareció espectacular correr por un circuito de Moto GP, algunos gritaban al entrar, y otros se sacaban selfies, si si selfies (ya me dirás de donde sacaron el móvil) . A mi la verdad, que me pareció bonito, pero muy duro, porque es un circuito y allí pega el viento cosa fina, y todo era subida, yo preferiría que no pusieran…

Y después del circuito la cosa seguía complicándose, 10 kms de subidas y bajadas con un pequeño puertecito 3 kms, y otro de 4 kms creo recordar. Para al final acabar encarando la vuelta por los acantilados. En esta parte, todos los que llevábamos cabras, nos quedábamos clavados, y veíamos como la gente con flacas iba mucho más rápido. Pero bueno , hicimos lo que pudimos.

El miedo en estas pruebas tan pobladas, lo da la gente bajando ya que igual que e la natación , hay gente con poca experiencia que en vez de ponerse la derecha y dejar pasar, se ponen en medio medio, haciendo que la cosa fuera realmente complicada.

Pero bueno, volvimos por los acantilados, ahora sí acoplados, a 48-50 kms/h, con el cuerpo ya agarrotado, y con ganas de empezar a correr. La alimentación había ido muy bien, gracia a las pautas de la coach.

Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.17.42Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.17.32Fue bajarse de la bici, sin ningún flipatletismo, con los cuadriceps doloridos y habiéndose caído poco antes todas las herramientas y recambios….

Tocó ponerse las zapatillas, coger un bidón y salir a correr. Como veis en las imágenes de la T2,  mi mujer estaba allí en todo momento, se la oía gritar mi nombre, y eso es un regalo, en ese momento donde el cuerpo va reventado, y la mente ya canta hasta el Aserejé

Salimos como pudimos de la T2 :

Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.17.59Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.18.07Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.18.18

Y al salir del puerto deportivo, empecé a vomitar durante varios minutos. Supongo que la postura de la bici hizo que el estómago estuviera descojonado y lo eché todo, de hecho una señora portuguesa se asustó , y le dije que estaba bien. Seguí corriendo, pero durante los primeros 5k no entraba nada.

Salimos de Cascáis de camino a Estoril, en lo que sería una tortura mental increíble. Un circuito prácticamente por la carretera Estoril – Cascáis, sin sombra, pegando el sol cosa fina, y con varias subidas, que parecían el Tourmalet. En cada avituallamiento parando, a echarme agua, a coger esponjas (mano de santo), a cualquier cosa que hiciera que ese calor bajase, más de 32 grados creo recordar.

Y el estómago empezó a abrirse, y a sorbos fue entrando el alimento. En un momento en los avituallamientos se acabó el agua para hacer el isotónico, y el propio agua, y el agua venía directamente de los grifos o de las mangueras o donde se podía (a mi me daba igual, suponía que llegaría la diarrea, pero bueno, de perdidos al río). Solo he visto una cosa peor, y fue en la salida de la Behobia, cuando el agua nos la daban de una manguera que sabía a detergente.

Pues nada conseguimos llegar al km 5 para ir cerquita de la playa, y ese km , supo a gloria, a partir de ahí volvimos al asfalto puro y duro y a la supervivencia.

Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.18.26Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.18.33Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.18.41Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.18.55Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.19.02Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.21.13Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.21.20Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.21.26

La verdad que la segunda vuelta de la carrera a pie fue un auténtico coñazo, fue supervivencia pura y dura. Menos mal que tenía los gritos de mi mujer diciéndome que iba bien.

Pero se hizo muy duro, hasta el km 14, el cuerpo iba mal, rondando los 7’/km, pensaba que todo sería como siempre en la media para morirse. Parando en todos los avituallamientos 15″ para hidratarme, estirar y comer.

Pero a partir del 14, el calor se pudo soportar, el cuerpo mejoró y empecé a correr más cómodo a 6’15” y de ahí para abajo. Incluso los 4 últimos pude correr por debajo de 5’30’, y el último a 4 y pico.

Pero en estos casos, para mi el tiempo daba igual, era el hecho de haber trabajado mejor, y empezar a darme cuenta, que aunque cueste las cosas poco a poco salen bien. Y la verdad que entré en meta cansado, pero contento, no deshecho, sino un poco mejor que en otras ocasiones. La entrada final, con la alfombra de Ironman, y el logo, fue impresionante, toda la entrada llorando.

Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.19.53Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.21.53Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.22.06Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.21.42Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.22.14Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.21.48

Y el final fue acojonante, encontrarme con la medalla, con mi mujer todo fue increíble. Gracias Claudia, cariño, porque más del 50% de esto siempre es tuyo. Gracias por aguantarme 😉

Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.19.46Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.20.31Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.20.47Captura de pantalla 2018-08-12 a las 12.20.09

Ahora a por Pontevedra 2018

Anuncios

2 comentarios en “Ironman 70.3 Cascais (Portugal) : (03/09/2017)”

  1. De las locuras que me planteabas ese primer día a un orden y entender el porqué te planteabas esos retos.

    Creo que era dar con la tecla exacta para que todo saliese bien,puedas disfrutar del deporte,entender,prevenir las lesiones y tener siempre una ilusión ,reto por delante .
    Has puesto mucho de tu parte (incluso a veces de más ; ) ),has realizado un cambio al conocer las sensaciones de los entrenos,pruebas ,necesidades para cada objetivo ,saber que hay días que hay que bajar una marcha.

    Un placer todo este desafío y poder acompañarte (hasta donde he podido),lo has trabajado ,demostrado.
    Gracias por tu confianza ,no pierdas la ilusión!

    Nos vemos de nuevo en 2018/2019.

    Gracias Xabi;

    Pd:acuérdate que no puede ser una obligación .

    Me gusta

    1. Muchas gracias por todo Ana, la verdad, es que conoceros al grupo ha sido un punto de inflexión en esto del tri (no por mejoría, ni calidad), sobre todo en el aspecto humano. Sois muy grandes todos, y en especial Sergio y tu, que nos habéis echado y echáis una mano para que cumplamos nuestros objetivos. ME acuerdo todavía del speach de despedida de couto, hago mías todas sus palabras !!! GRACIAS COACH!!!, pierdo una entrenadora con tu marcha, y te llevas un amigo desde aquí ! GRANDE COACH!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s